Cielo Claro

11.23°C

Hidalgo del Parral

8 de diciembre de 2022


Síguenos

Cielo Claro

11.23°C

Parral

REDESCUBRIENDO MÉXICO. LA RUTA DE LOS DOMINICOS EN OAXACA

Por: Jesús M. Esparza Flores

Jesús M. Esparza Flores - 12 de septiembre de 2022 - 07:00 am

Segundo día en Oaxaca. Levantada muy temprano, el hotel “Con Corazón” incluye un excelente desayuno, tomamos café oaxaqueño, frutas y un omelette con plátano macho y cebolla, sobre un espejo de mole negro… por siempre recordaré este desayuno, realmente espectacular.

Fuimos caminando a la agencia a rentar un auto por dos días y de ahí nos dirigimos a la salida a Puebla y CDMX a la ruta de los conventos dominicos.

En 1523 arribaron a Nueva España los primeros frailes dominicos bajo la misión evangelizadora, como parte del proceso de conquista espiritual, cubrieron el área sur llegando hasta Guatemala, y establecieron templos y conventos en México, Puebla, Oaxaca y Chiapas. Desde estas imponentes edificaciones, los religiosos salían directamente a las doctrinas, estaciones de misión establecidas en pueblos vecinos y localidades alejadas. Gran parte del legado que sustentó a este proceso histórico prevalece hasta el día de hoy, y además de ser muestra tangible de la conquista, es un ejemplo muy valioso del estilo arquitectónico novohispano.

La Orden de Santo Domingo fue fundada en el siglo XIII por Santo Domingo de Guzmán en España. Los dominicos se destacaron por ser grandes maestros en las cátedras de teología, filosofía, arte y sagrada escritura en diferentes universidades de Europa.

Después de poco mas de una hora de trayecto, llegamos al templo de San Juan Bautista en Coixtlahuaca.

Esta zona fue controlada por el rey Atonaltzin, un descendiente de un prestigioso linaje de orígenes Toltecas. Conscientes de la ubicación estratégica de, los Aztecas atacaron el reino en 1458 D.C. y, después de algunos años de asaltos, Motecuhzoma Xocoyotzin (mejor conocido como Moctezuma II) venció y mató al legendario y heroico Atonaltzin, gran señor o rey de esa región, llevándose de regreso un buen número de cautivos para ser sacrificado en la capital Azteca; años después, Coixtlahuaca sufrió otra conquista, la española.

Este hermoso templo de San Juan Bautista, es un conjunto conventual dominico, terminado en 1576 según consta en su fachada, se compone de un Templo, un claustro, una capilla abierta y un atrio, su decoración, principalmente la del exterior del templo, presenta rasgos muy originales, además de magníficas esculturas, entre las que destaca el conjunto formado por San Juan Bautista, flanqueado por San Pedro y el Apóstol Santiago y una serie de nichos en forma de concha, grandes rosetones, medallones y símbolos de la pasión.

Nos recibió don José Cruz, quien nos explicaba que el acceso oculto al púlpito le permitía al sacerdote aparecer en las alturas, causando la sorpresa de los indígenas y dando un tono místico y de cercanía al cielo y, por ende, a Dios. Nos comentó que su abuelo se encontró en los años 1940 un tesoro incalculable de oro, jade y piezas arqueológicas en una cueva, que luego vinieron las autoridades desde de la ciudad de Mexico, y que en decenas de mesas ordenaron y clasificaron todas las piezas ante la vista asombrada del pueblo, prometiendo que les iban a cambiar el piso del templo y que, a su abuelo le iban a dar despensa y ropa… sí cumplieron con el cambio de piso del templo, pero del tesoro no volvió a saberse nada, no aparece en ningún museo.

Después de la tristeza que nos invadió el relato de don José por la pérdida de ese tesoro nacional, recorrimos la enorme nave del templo, la cual está soportada por seis columnas, dos de las cuales son flotantes, es decir, no tocan el piso, con una sorprendente ingeniería española de esa época, para minimizar los frecuentes terremotos, esta técnica se repite en varios templos de la región.

Afuera del templo hay una enorme capilla a cielo abierto; tuvimos oportunidad de subir al techo de la nave, sorprendidos por el sistema de desagüe, el cual conduce el agua de lluvia a dos enormes aljibes o cisternas que, hoy en día, se siguen usando.

Nos resistíamos a abandonar el templo, después de estar ahí más de una hora, nos enfilamos de nuevo a la carretera y nos dirigimos al templo de Santo Domingo Yanhuitlán, segundo en importancia de la orden dominica en la región oaxaqueña. Como muchos de los templos, la construcción fue erigida sobre una enorme plataforma prehispánica y, aunque se hicieron algunas modificaciones en el siglo XVIII, conserva en su sitio las pinturas y esculturas originales, entre las que destaca el retablo principal del siglo XVI elaborado por el pintor sevillano Andrés de la Concha.

Aún, se conserva su histórico órgano tubular, pero está sin funcionar. Anexo tiene su museo regional, que exhibe piezas de arte sacro y una copia exacta del códice Yanhuitlán, admiramos los seis retablos laterales en cada uno de los dos muros de la nave y, los que nos causó un gran impacto fue el retablo principal de estilo barroco-salomónico, construido en el año de 1582, de casi 11 metros de altura y 7 metros de ancho.

Para completar la ruta de esa zona, manejamos hasta llegar a San Pedro y San Pablo Teposcolula, donde los dominicos se establecieron aquí en 1541, iniciando poco después la construcción de un fabuloso conjunto religioso, con una magnífica capilla abierta que es una de las obras más relevantes del siglo XVI en la Nueva España. Cabe hacer notar que esta capilla contaba con dos coros, uno para cantores y otro para músicos.

Anexa está su museo, del cual destaca la hermosa Capilla de Santa Gertrudis, la cual cuenta con elementos similares a los de Antigua, Guatemala.

Ya en el exterior, admiramos la enorme Capilla Abierta que, por cierto, es la más grande de América Latina. Al final, visitamos la Casa de la Cacica, que hoy en día es la biblioteca del pueblo y, como ya era hora de comer, nos dirigimos al restaurante del hotel Casa Franco. Ricardo pidió un chile pasillo relleno de picadillo y yo pedí una tlayuda (tortilla gigantesca) con mole negro y queso fresco.

Por el horario, nos faltó el ex convento de Cuilapam de Guerrero, en el cual fue fusilado Vicente Guerrero, pero ese lo visitamos otro día, el cual reseñaré en otro artículo.

Ya de regreso a Oaxaca, aprovechando la renta del auto, fuimos a comprar los mezcales favoritos de la familia: Casa de la Vega. Personalmente nos atendió su propietario en la calle Rayón, hicimos el pedido de unas botellas de Don Gonzalo y otras de Del Siglo.

Les recomiendo el mezcal Minero. También tienen el reposado, pero a mí no me gusta ningún reposado por su sabor dulce, ya que se pierde el delicioso sabor ahumado, característico de los mezcales artesanales.

Dejamos el auto en el hotel y nos fuimos a caminar al barrio de Jalatlaco, elegido como uno de los barrios más geniales del mundo 2020, sus calles adornadas con papel multicolor, sus muros pintados con colores llamativos y detalles relativos al día de muertos; nos dicen que las casas del barrio compiten para ver quien adorna mejor para esas fechas.

De repente, empezó a llover “a cántaros”, por lo que nos refugiamos en una carpa de venta de libros en un parque cercano… hasta que cesó el aguacero.

Para terminar el día, fuimos a cenar al restaurante Quince Letras, el cual es mas frecuentado por locales que por turistas, Ricardo pidió una cerveza artesanal y yo un delicioso coctel de mezcal con piña.

Para cenar, nos trajeron unas memelas (pequeñas tortillas ovaladas y gruesa, de masa de maíz hecha, hechas a mano, con asiento de manteca de puerco, frijoles y espolvoreadas con queso) y unos deliciosos chapulines con guacamole; de platillo principal, Ricardo pidió una trilogía de moles: almendrado, amarillo y negro con cerdo y arroz, el cual probé y de un estupendo sabor, mientras que yo pedí una cecina enchilada a la parrilla, la cual no me encantó porque la comparé con la que comimos el día anterior en el pasillo de humo en el mercado.

Hasta aquí el segundo día en Oaxaca, redescubriendo Mexico.

En el siguiente artículo les compartiré el tercer día, el cual fue en las cascadas de Hierve el Agua, las cuevas con pinturas rupestres de Mitla y la Zona arqueológica de Mita y el bello pueblo del mismo nombre.

Canción recomendada de la semana: Lamento Boliviano.

Este jueves 8 de septiembre fallece de una afección renal en Mendoza, Argentina, Marciano Cantero, vocalista de la banda argentina de rock Enanitos Verdes, casualmente el mismo día del fallecimiento de la reina de Inglaterra, Isabel II.

De siempre, me ha gustado el rock en español, hace poco más de 25 años vimos a los Enanitos Verdes en vivo en Chihuahua capital, fuimos mi esposa Ileana y yo, junto con los compadres Martín y Laura Bueno.

Años después, los vimos en Oaxaca, abriendo el concierto de Miguel Mateos. Como anécdota de este último concierto, Ileana y yo coincidimos en el desayuno del hotel Fiesta Inn de Oaxaca con Miguel Mateos, al abordarlo, le pedimos que cantara Malos Pensamientos, ya que le dijimos que era una de nuestras favoritas, lo cual amablemente accedió y nos la dedicó en el concierto.

El tema “Lamento boliviano” de los Enanitos Verdes, una de las bandas más icónicas del rock en español de los años 80 y 90, tiene una historia interesante que contar y vale la pena porque es una de las canciones más cantadas, covereadas, tocadas y reconocidas del ámbito de la música en español.

Sin embargo, cabe resaltar que la canción no es obra de los Enanitos Verdes, sino de una banda de rock argentina denominada como “Alcohol etílico”

El tema salió a la luz ,como una manera de difundir un dicho que se tiene en Argentina sobre la frase del lamento boliviano, que indica que así se les dice a las personas que siempre se quejan de lo mismo; pero además se alimenta con otras frases sobre desamor, lo que daría como resultado que el “quejoso” lo está haciendo por desamor, al hacer énfasis en su “corazón idiota”:
  Y yo estoy aquí, borracho y loco, y mi corazón idiota, siempre brillará…

Otra de las frases de la canción podría hacer referencia a un libro del colombiano Gabriel García Márquez, “Crónica de una muerte anunciada” en la parte que dice “nena no te peines en la cama”, se dice que puede resultar ser una referencia a una superstición que decía: "Lo único que mi madre les reprochaba era la costumbre de peinarse antes de dormir. Muchachas, les decía, no se peinen de noche que se retrasan los navegantes. Salvo por eso, pensaba que no había hijas mejor educadas..."

Lamento Boliviano es la canción más escuchada del rock argentino en streaming, superando por unos cientos de miles de reproducciones a otro icónico tema: De música ligera, de Soda Stereo.

Por hoy es todo, Pues me voy…

Fuentes de apoyo: oaxaca-mio.com, heraldodemexico.com.

Comentarios, sugerencias y aportaciones a mi mail: jesusmesparzaf1962@gmail.com.
Mis redes sociales están indefinidamente inactivas … por un sano receso.

Posdata: No se aceptan críticas, porque ¿saben ustedes cual es la diferencia entre una crítica positiva y la negativa? Pues, la positiva es toda la que yo hago y, la negativa es… ¡toda aquella que me hacen a mí!

©El Monitor de Parral
Fuente: https://elmonitordeparral.com/spip.php?article3899

Compartir


Mensajes

Queremos conocer su opinión

Deje su comentario aquí

Su nombre:

Su dirección de correo electrónico:

Su mensaje:

Las más vistas

COSTARÁ REVALIDACIÓN 2 MIL 400 PESOS

7 de diciembre de 2022 - 04:30 pm

ASESINAN A OTRA MUJER EN GUACHOCHI

7 de diciembre de 2022 - 09:12 pm

CINCO VICTIMADOS EN EL LIMITE CON DURANGO

6 de diciembre de 2022 - 11:36 am

CONFLICTO AGRARIO OCASIONA DOS MUERTOS

7 de diciembre de 2022 - 03:00 pm


REVES AL PRESIDENTE…

El costo de la política es muy alto cuando se sostiene en ocurrencias.

Leer más


Más de 60 años de brindar información a la ciudadanía parralense y la región.